Skip to content

Aplicaciones En Español Para Niños: Gratis, Entretenidas y Educativas

criarhijosbilingues

En la tienda de itunes existen aplicaciones excelentes para los niños, pero la gran mayoría son en ingles ó  hay que pagar por usarlas; así que me di a la tarea de encontrar las 5 mejores aplicaciones disponibles para el ipad. No sólo son gratis, educativas y entretenidas, sino que además están disponibles en diferentes idiomas, convirtiendo el ipad en una herramienta útil para el aprendizaje de un segundo idioma, en el caso de mis hijos, del español:

 Little Writer – The Tracing App for Kids  

  De Innovative Mobile Apps

Esta es una aplicación que le ayuda a los niños a aprender a escribir de una forma divertida y muy fácil. La lógica del juego es hacer que una cosa se coma a la otra hasta formar una letra, por ejemplo: Hay que mover la jirafa para que se coma las manzanas, la ballena a los…

Ver la entrada original 439 palabras más

Desempolvemos Los Juegos y Rondas Tradicionales

 

Mi hijo es un nativo digital y como tal no es ajeno al uso de  las nuevas tecnologías, y aunque reconozco la gran utilidad de estos aparatos, también creo que se deben usar con moderación. Lo digo por experiencia propia.

La llegada de mi nueva bebé a la casa  y la cantidad de tiempo que tenía que pasar alimentándola, cambiándola, durmiéndola, etc., redujo por montones el tiempo que solía pasar con mi otro hijo, y sin darme cuenta mi presencia fue reemplazada por un ipad.  

En la Revista Nueva del periódico El Colombiano, del 19 de Mayo, salió un articulo muy interesante de Natalia Echeverri Vargas llamado “En las garras del lobo cibernético”, en él  la doctora Maria Mercedes Botero, directora de Inpsicon, investigación de Psicología del consumidor, asegura que “todo  lo que nos aleja de los seres queridos y nos aísle de un ficticio termina siendo toxico”. También se menciona como  los niños son los más expuestos a la adicción pues al ser personitas en formación, están más predispuestos a caer en las garras del “lobo cibernético”.

Mi hijo es muy tierno, alegre y juguetón, pero por culpa del uso excesivo de este aparato se estaba volviendo grosero, no quería hablar con nadie, no quería jugar otra cosa que no fuera con el ipad, había que rogarle para comer y se ponía irritable cuando no podía usarlo. Se envició tanto que  cuando se levantaba no decía buenos días sino ¡ipad ! Fue en ese momento que decidí quitárselo ¡del todo!. Lloró, pataleó, protestó, pero a los días volvió hacer el mismo niño tierno, alegre y juguetón. Nuevamente se lo estoy prestando, pero esta vez sólo con aplicaciones educativas (ver Aplicaciones en español para niños: Gratis, entretenidas y educativas) y con un límite de tiempo de 30 minutos.

Yo no le quiero prohibir a mis hijos el uso de nuevas tecnologías, pero tampoco quiero que se vuelvan adictos al internet, video juegos, teléfonos y tabletas inteligentes. Es por ello que quiero desempolvar los juegos tradicionales y rondas, que los disfruten tanto como yo lo hice en mi infancia, compartiendo con familiares y amigos, y que se conecten más a la vida real que a la virtual.

Aquí les dejo entonces 5 de  mis juegos favoritos de infancia, que no sólo son divertidos sino que ayudan a estimulan el pensamiento lógico, la memoria y permiten aumentar el vocabulario y desarrollo del lenguaje español en los niños:

  1.  Materile rile ro
  2. Para realizar este juego se necesitan dos grupos de niños. Cada grupo solicita un niño del equipo contrario, y después de un largo canto dialogado, se lo lleva.

Los jugadores, tomados de las manos, se distribuyen en dos hileras enfrentadas. El grupo que va a iniciar el desplazamiento elige en secreto a un niño del otro grupo.

Cantando, el primer grupo se coge de las manos y se desplaza hacia el otro grupo y se devuelve sin dar la espalda (ocho pasos más o menos) solicitando el niño escogido.

Luego, el otro grupo empieza a hacerles preguntas (también desplazándose de la misma manera hacia el otro grupo)  para poder tomar la decisión de entregárselo o no (nombre, oficio, etc.). Este es un juego de imaginación, dialogo y toma de decisiones.

A continuación un ejemplo del juego:

Primer grupo:

– -¿Qué venís a buscar?, matarile, rile, rile,
— -¿Qué venís a buscar?, matarile, rile ro

Segundo grupo:

-Queremos a [Camila], matarile, rile, rile,
— Queremos a [Camila], matarile, rile ro

Primer grupo:

-¿Qué nombre le pondrás?, matarile rile, rile
—– Qué nombre le pondrás?, matarile rile, ro

Segundo grupo:

Le pondremos (x nombre), matarile rile, rile
Le pondremos (x nombre), matarile, rile, ro

Después de que el equipo que va a entregar la niña acepta uno de los nombres y oficios propuestos por los jugadores del equipo solicitante, el otro equipo va por ella y la encierran en un círculo para llevársela mientras cantan:
Nos llevamos esta niña, matarile, rile, rile, nos llevamos esta niña, matarile, rile, ro

.El equipo que entregó la niña es el que vuelve a comenzar el juego.

2. Juguemos en el Bosque:

Todos los jugadores se toman de la mano y hacen un círculo, empiezan a cantar:

Juguemos en el bosque,

Mientras el lobo no está.

Juguemos en el bosque,

Mientras el lobo no está.

– ¿Lobo está?

El jugador que hace el personaje del lobo contesta:

– ¡Me estoy despertando!

Los otros jugadores siguen cantando:

Juguemos en el bosque,

Mientras el lobo no está.

Juguemos en el bosque,

Mientras el lobo no está.

– ¿Lobo está?

El lobo contesta:

– ¡Me estoy bañando!

Los participantes cantan en ronda y hacen preguntas al “lobo” que está fuera del círculo. El “lobo” va contestando hasta que está totalmente listo.

El juego continúa hasta llegar el momento en el que el lobo coge las llaves de su casa y sale a buscar a los niños que están jugando. El niño o niña que el lobo agarre, ese será el siguiente lobo.

3. Ritmo

Se juega moviendo primero los pies (dos zapateos) y las manos (tres palmadas). Y se canta:

Ritmo, su atención,

Por favor, diga usted,

Nombres de, animales,

Por ejemplo, vaca,

Perro, Gato, etc.

Ritmo, su atención,

Por favor, diga usted,

Nombres de flores,

Por ejemplo, margarita,

Rosa, clavel, etc.,

A medida que avanzan, cambian el objeto a nombrar y el que se equivoque al dar el nombre de lo que se ha pedido, sale del juego hasta que sólo quedan dos niños o niñas.

4. Sobre el puente de Aviñón

Es un juego de ronda con acciones mímicas de diferentes oficios: zapateros, lavanderas, barrenderos, panaderos y carpinteros.

Para iniciar, deben estar todos los niños en círculo, de pié y tomados de las manos.

Comienzan a cantar la siguiente estrofa, mientras giran saltando paso a paso hacia la derecha. Se detienen y se sueltan de las manos cuando termina el canto:

Sobre el puente de Aviñón
Todos bailan, todos bailan,
Sobre el puente de Aviñón
Todos bailan y yo también.

Luego deben hacer la mímica de estregar ropa mientras cantan en sus puestos:

Hacen así,
así las lavanderas,
hacen así,
así me gusta a mí.

En cada nueva estrofa, todos los jugadores hacen la acción ó mímica que le corresponde al oficio que nombren: Los zapateros arreglando zapatos, los carpinteros clavando una puntilla y cualquier otro oficio que se quiera agregar.

5. A la rueda rueda:

No me podía faltar la ronda favorita de mi hijo: Los niños hacen un círculo tomados de las manos y van dando vueltas mientras cantan:

A la rueda rueda de pan y canela

dame un besito y vete a la escuela

 si no quieres ir acuéstate a dormir

Todos los niños se tiran al suelo a dormir

 

Pueden encontrar otros juegos similares entrando a la página de la Alcaldía de Bogota.

¿Cuál era tu juego favorito de infancia?

Aplicaciones En Español Para Niños: Gratis, Entretenidas y Educativas

En la tienda de itunes existen aplicaciones excelentes para los niños, pero la gran mayoría son en ingles ó  hay que pagar por usarlas; así que me di a la tarea de encontrar las 5 mejores aplicaciones disponibles para el ipad. No sólo son gratis, educativas y entretenidas, sino que además están disponibles en diferentes idiomas, convirtiendo el ipad en una herramienta útil para el aprendizaje de un segundo idioma, en el caso de mis hijos, del español:

 Little Writer – The Tracing App for Kids  

  De Innovative Mobile Apps

Esta es una aplicación que le ayuda a los niños a aprender a escribir de una forma divertida y muy fácil. La lógica del juego es hacer que una cosa se coma a la otra hasta formar una letra, por ejemplo: Hay que mover la jirafa para que se coma las manzanas, la ballena a los peces, el tractor a la paja y así sucesivamente.  Tiene animaciones muy simples y bonitas que ayudan a que el niño no se distraiga. Aunque esta aplicación no está disponible en español,  posee la opción de añadir un número ilimitado de palabras y fotos y de grabar lo que quieras deletrear. A mi hijo le encanta terminar una palabra y ver una foto de personas, animales y cosas que él conoce y escuchar una voz que le es familiar.

Miss Spider (Español): La Hora del Té

De Callaway Arts & Entertainment

Esta colorida aplicación consiste en un libro, un juego de memoria, rompecabezas y dibujos; pero la parte que ayuda a los niños a aprender y a practicar el español es el cuento de la arañita. El niño puede leer o escuchar el cuento mientras sigue las palabras resaltadas. Esta aplicación tiene además una encantadora animación 3-D con imágenes que cobran vida cuando el niño las toca.

Amazing Shape Puzzle (LITE)

De Joy Preschool Game

Este conjunto de rompecabezas ayuda a desarrollar las habilidades cognitivas, a aumentar el vocabulario del niño y ayudarle con su pronunciación.
A los niños les encanta hacer rompecabezas (por lo menos al mío) y esta aplicación, a pesar de ser gratuita, contiene gran cantidad de vocabulario de diferentes categorías: Comida, dinosaurios, juguetería el sistema solar y Halloween. Los dibujos son lindos y coloridos, los rompecabezas son fáciles de hacer y lo mejor de todo es que al terminarlos sale un hipopótamo para mostrarles y pronunciarles en español la palabra correspondiente al rompecabezas realizado.   

Las Primeras Palabras

De Joy Preschool Game

 

Contiene una gran cantidad de palabras de diferentes categorías: Animales, comida, palabras acerca de la vida, palabras sobre festivales, astronomía y geografía. Esta aplicación ayuda al niño a:

Aprender a reconocer e igualar letras.
Aprender a pronunciar cada letra.
Aprender los nombres de las letras
Aprender a deletrear las palabras

La actividad consiste en completar una palabra con las burbujas de colores que aparecen en la pantalla.  Es muy colorido y la excelente animación al terminar de deletrear cada palabra mantiene motivados a los niños.

Otra aplicación similar a esta es  Adj & Opposite: First Words ,  creada por la misma empresa, la cual enseña los adjetivos y sus antónimos.

 Children’s Tales

De  Barcelona Multimedia

Esta aplicación contiene cuentos clásicos para niños como Los Tres Cerditos, La Princesa y El Guisante y muchos más. Cada semana se publica un nuevo álbum interactivo gratuito para que los niños desde pequeños le cojan amor a la lectura.

Si conocen otras aplicaciones gratis y en español les agradecería me lo hicieran saber. Estaré atenta a sus comentarios.

Como logré que mi hijo me hablara en español

Soy casada con americano que sólo habla inglés, en la unidad  donde vivimos soy la única hispana y mi familia vive en Colombia; así que tuve que seguir estos 10 pasos para que finamente mi hijo decidiera hablarme en español:

1.     Hablar en Español: Desde el día en que mi hijo nació le empecé hablar en español: cambiándole el pañal, bañándolo, mercando, cocinando, en fin, siempre. Hablo tanto en español que hasta mi perro gringo empezó a entender las palabras caminar y galleta.

 2.     Leer libros en español: A mi hijo le encanta leer, pero la mayoría de libros que él tiene son en inglés, así que empecé a llevarlo a la biblioteca y a la librería para que escogiera los libros que más le gustaran en español para leérselos en las noches. También aprovecho las visitas de Colombia para que me traigan libros.

 3.     Poner música en español: Desde bebé le pongo canciones infantiles y en el carro siempre pongo la emisora latina; lamentablemente creo que a mi hijo no le gusta mi música porque cada que empiezo a cantar me dice: “¡mami: no cante!”, ó ¿será que lo que no le gusta es mi voz? En fin, alguna palabra se le debe quedar de la letra de las canciones.

 4.     Ver películas y programas en español: Todos los programas de televisión  y películas que veía  mi hijo eran en inglés. Un día decidí ponerle La Era de Hielo en español. Yo pensé que él me iba a protestar igual que yo protesté cuando vi Los Simpsons por primera vez en inglés (el excelente de Mr. Burns sonaba muchísimo mejor en español).  Al ponerle la película creí que mi hijo se iba a dar cuenta de inmediato del cambio de voces y de idioma, ¡pero no! no dijo nada, y se rió igual que siempre. Después de eso le cambié los Backyardigans de Nick Jr. por los de Univisión.

  5.     Hacer llamadas por Skype: Mis papas viven en Colombia y mi hermana en Perú, así que    una excelente forma de comunicarnos y de que mi hijo escuche y practique el idioma es a través de Skype. Claro que no siempre le gusta hablar pero por lo menos sé que está escuchando una conversación y no un monólogo.

6.     Conseguir amigas hispanas: Como la mayoría de nuestros amigos son americanos que sólo hablan inglés, me di a la tarea de conseguir amigas hispanas con hijos (o sobrinos) para poder hablar nuestro idioma.

 7.     Ir a tiendas / restaurantes latinos: Yo llevo 8 años en Estados Unidos y todavía no me puede faltar la arepa en el desayuno, así que cada que voy a la tienda Latina me llevo a mi hijo y lo animo a que salude a la cajera, pida la comida, se despida, etc. 

8.     Recibir Visitas: Afortunadamente cada año no falta alguien que venga de vista desde Colombia, y cada visita es una oportunidad más para que mis hijos no sólo aprendan y practiquen el idioma, sino que vivan nuestra cultura.

9.      Viajar al país natal: Pero definitivamente la práctica mayor la tuvo en el mes que viajamos a Colombia. No sólo aprendió una gran cantidad de palabras sino que se le pegaron expresiones muy paisas como: ¡Mami, despertate pues que está muy temprano! ¡No hombe, así no! ó ¡vamos pues!

 10.   Tener paciencia y perseverancia: Este es el paso más importante. Muchas veces a mi hijo se le da por decirme: “Mami, habla como papá“(en inglés), pero yo no le hago caso ni me enojo, al fin y al cabo él apenas está aprendiendo a entender cómo funciona el mundo, y en su mundo se viven dos idiomas y dos culturas diferentes.

Yo no soy la única enseñando otro idioma en la casa. En este video verán a mi hijo Liam, de 2 años, tratando de enseñarle inglés a Milo, nuestro perro.

Qué difícil es (hacer que los hijos quieran) hablar el Español

Tickle.   Esa fue la primera palabra de Liam, mi hijo; y aunque me dio mucha alegría escucharla, me pregunté: ¿Por qué tickle y no cosquillas? Por obvias razones, me dije, es muchísimo más fácil decir tickle que cosquillas. Y si esa fue su primera palabra a pesar de que yo le repetía mil veces al día la palabra mamá, ¿qué esperanzas tengo yo de que mi hijo se críe bilingüe y aprenda un idioma tan difícil como el español, como bien lo describe el gracioso e inteligente video sobre nuestra lengua?

De eso ya hace 3 años, y yo no me he dado por vencida de que mis hijos (ya tengo otro, una bebé de 5 meses) hablen, escriban y lean el español. Soy casada con Americano y resido en Los Estados Unidos, mi esposo sólo habla inglés al igual que la mayoría de nuestros amigos, así que el idioma que más se escucha en nuestra casa y fuera de ella es el inglés, pero yo siempre, sin importar que me encuentre con gente que habla inglés (así pase por mal educada) les hablo a mis hijos solamente en español.  

Liam después de su primera palabra no despegó mucho la lengua y todas las palabras que le siguieron a tickle seguían siendo en inglés. Mucha gente me preguntaba si yo no lo estaba confundiendo al hablarle otro idioma, pero yo sabía que él me entendía todo aunque se negara a responderme en español.

En el 2010 estuve trabajando para un banco y la mayoría de mis clientes eran mexicanos que no sabían hablar inglés, sus hijos por el contrario lo sabían hablar perfectamente pero se negaban a hablar español, lo entendían sí, pero según mis clientes no les gustaba hablarlo. Cuando yo les preguntaba a los niños: ¿De qué color quieres tu dulce? Me respondían en inglés: blue, red o yellow. Me preguntaba: ¿Qué esperanzas tengo yo que mis hijos hablen español cuando estos niños con ambos padres hablando español no lo hacen? 

Para acabar de completar, el artículo de la revista Latina: Will Spanish survive in America?, escrito por Grace Bastidas, me terminó de bajar la moral. Según este artículo, entre muchos de los latinos de segunda y tercera generación hay un decline de nuestra lengua madre (sólo el 38% de latinos de tercera generación –hijos nacidos en Estados Unidos con abuelos  nacidos en América Latina – son proficientes en Español), y como consecuencia la conexión con nuestra cultura se ha ido deteriorando.

En Estados Unidos, a pesar de tener inmigrantes de todas partes del mundo, no existe una cultura multilingüe, como en Europa, y la mayoría de gente no se cría con la necesidad de saber otro idioma diferente al inglés. Los amiguitos de Liam por ejemplo siempre me cuestionan por hablarle español, los mas grandecitos incluso salen con el argumento que para qué le enseño español si vivimos en Estados Unidos y aquí se habla inglés. Yo me imagino que esa misma pregunta la escuchará mi hijo cientos de veces cuando entre al colegio, se sentirá diferente  y  querrá hablar todo el tiempo como sus amiguitos o sus personajes favoritos de la televisión, es decir en ingles, y mi lucha para que sea bilingüe  seguirá por muchos años.

Para mi es súper importante que mis hijos hablen, lean y escriban el español, es parte de lo que ellos son, quiero que crezcan orgullosos de su herencia hispana y que puedan hablar con mis papás, el resto de la familia y amigos en español  (los abuelos no deben ser los que tengan que aprender inglés para poder hablar con los nietos).

Por ahora puedo decir con alegría que mi hijo sólo me habla en español, aunque no perfecto, claro que su ingles tampoco lo es…bueno, no podemos ser tan exigentes, al fin y al cabo solo tiene 3 años. En cuanto a mi bebé, ella todavía no ha dicho su primera palabra, pero por lo menos ya empezó a practicar la letra A de mamá…o de dad. Amanecerá y veremos.